Declaración de Al-Azhar condena los ataques a los cristianos y pide no vincular Islam con terrorismo

0
434
AICA, 03.03.2017

Firme condena al uso de la “violencia en nombre de la religión” y una renovada invitación a la armonía y al respeto recíproco entre los distintos credos, es lo que señala la declaración, firmada en la universidad Al-Azhar, de El Cairo, Egipto, por más de 600 personalidades cristianas y musulmanas de unas 50 naciones. La firma de la Declaración fue el acto final del congreso promovido por la Universidad sunita, sobre el tema “Libertad y ciudadanía: diferencias e integración”, que tuvo lugar en la capital de Egipto del 28 de febrero al 1 de marzo.

Firme condena al uso de la “violencia en nombre de la religión” y una renovada invitación a la armonía y al respeto recíproco entre los distintos credos, es lo que señala la declaración, firmada en la universidad Al-Azhar, de El Cairo, Egipto, por más de 600 personalidades cristianas y musulmanas de unas 50 naciones.

La firma de la Declaración fue el acto final del congreso promovido por la Universidad sunita, sobre el tema “Libertad y ciudadanía: diferencias e integración”, que tuvo lugar en la capital de Egipto del 28 de febrero al 1 de marzo.

Después de dos días de exposiciones, el gran imán de Al-Azhar, Shaikh Ahmad Al Teyed expresó una neta condena “de todos los crímenes cometidos en nombre de la religión”, una “conducta” extraña “a todas las religiones y a todas las normas” de la civilización. En este sentido, agregó, es importante reformar el concepto de ciudadanía poniendo en el centro el “principio de igualdad” entre las personas pertenecientes a un mismo Estado.

El gran imán pidió, además, contrastar la asociación entre islam y terrorismo, porque el “comportamiento criminal” de cualquier fiel musulmán no comporta la legitimación del uso de la violencia por parte de la religión misma. Además, advierte Al Tayeb, asociar “religión y terrorismo” quiere decir legitimar el pensamiento de los “ultra-modernistas”, según los cuales la religión es fuente de violencia y tratan de cancelar todas las afiliaciones religiosas con el pretexto de garantizar la estabilidad de las sociedades denominadas como “avanzadas”.

Por último el gran imán de Al-Azhar condenó fuertemente los recientes ataques contra los cristianos coptos en Egipto (Sinaí), definiéndolos como “víctimas de violencia en su propia tierra”. “Ciudadanía, igualdad y estado de derecho serán las bases por una vida mejor de las generaciones futuras”, expresó.

El Gran Imán ha rechazado las prácticas sociales y jurídicas que crean un “estándar doble” discriminando a los ciudadanos en base a su pertenencia o no al Islam.

Por su parte el patriarca caldeo mar Louis Raphael Sako, intervino en una de las exposiciones en las que subrayó la importancia de “repensar” los programas educativos, reforzando los elementos de “convergencia y tolerancia”. “Es necesario promover las relaciones fraternas entre cristianos y musulmanes -agregó- a través de la cultura de los medios”. El primado de la Iglesia iraquí auspició el nacimiento de una “casa común capaz de “unir a todos los ciudadanos, las religiones, las culturas” en un conjunto de “valores compartidos”.

Por otra parte, el patriarca maronita, cardenal Beshara Raï recordó que la libertad religiosa es la base de todos los derechos fundamentales del ser humano. Tocar la libertad religiosa, agregó, quiere decir minar “todos los derechos y las libertades del vivir común”.

También coincidió en este parecer el jefe de la Iglesia copta Tawadros II quien exhortó a los presentes a “combatir el pensamiento extremista a través del uso de la razón”. “Egipto y toda la región de Medio Oriente, explicó, sufrieron a causa de la ideología fundamentalista, que es resultado de una interpretación errónea de la religión y que llevó al terrorismo a manifestarse en escala local y mundial”.+

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.