MANIFIESTO DE LOS Y LAS JÓVENES PARTICIPANTES EN EL VIII ENCUENTRO DE LA FUNDACIÓN ACM

0
561

Nosotros y nosotras, jóvenes ciudadanos de la región mediterránea, participantes en el VIII Encuentro de la Fundación ACM, declaramos que somos responsables de construir nuestro futuro, junto con las demás generaciones, que nos inspiren y apoyen. Es nuestro deber pero también nuestro derecho. Hay una emergencia: queremos y tenemos que encontrar otra manera de hacer políticas para construir sociedades más justas.

Nuestra falta de confianza está creciendo al igual que la brecha, entre ricos y pobres, entre líderes y ciudadanía. Nuestro futuro debe construirse de manera inclusiva y basarse en valores universales, incluida la solidaridad, la dignidad, para todas y todos, con un enfoque específico respecto de las mujeres y el medio ambiente.

Dentro de este marco, los y las jóvenes que están interconectados, especialmente a través de las redes sociales, manteniendo sus vínculos con la diáspora, están tomando iniciativas, quieren tener, encontrar y crear oportunidades de desarrollo, fomentando nuevos enfoques como el comercio justo y la economía social.

Los sistemas actuales deben revisarse y centrarse en la justicia social, con medidas de equidad, especialmente en lo que respecta a la educación y el empleo. Queremos que nuestra movilidad, interna y regionalmente, se convierta en un derecho y una realidad universal. No queremos muros y fortalezas, queremos solidaridad entre todos y todas, personas en situaciones de exilio y poblaciones locales que contribuyan al desarrollo sostenible de nuestra región.

Mientras los y las jóvenes se involucran en movimientos sociales y revoluciones, mientras protestan legítimamente contra las desigualdades, en nuestra región y en todo el mundo, hacemos un llamado a toda la ciudadanía mediterránea para que nos apoye con solidaridad y comprensión. Es la suma de nuestras movilizaciones locales la que traerá los cambios necesarios, a nivel político, económico y ambiental en nuestra región pero también a nivel global.

Finalmente, instamos a los ciudadanos y a las ciudadanas mediterráneos, provenientes de una región donde nacieron múltiples civilizaciones, a que se unan a nuestras reclamaciones. Queremos hacer posible otra región mediterránea basada en la dignidad, la humanidad y la solidaridad.

Alentamos a la Fundación ACM a continuar su compromiso con la ciudadanía mediterránea a través de una red de diálogo, propuesta y acción que acompañe a los impulsores del cambio representados por los y las jóvenes del Mediterráneo.

Barcelona, 9 de noviembre de 2019.