Declaración del Consejo Consultivo de la Fundación ACM con ocasión del VIII Encuentro de la FACM

0
382

El Consejo Consultivo de la Fundación ACM hace constar que:

  • El conflicto israelí-palestino persiste, perpetuando así sus efectos desestabilizadores en la región;
  • Los actos terroristas continúan causando cada vez más víctimas;
  • Los flujos migratorios, provocados por motivos económicos, climáticos y por la necesidad de escapar de los conflictos actuales están aumentando;
  • El calentamiento global avanza en el Mediterráneo un 20% más rápido que el promedio mundial, poniendo en peligro los ecosistemas marinos y terrestres, los recursos alimentarios y de agua, el desarrollo económico sostenible, la salud y la seguridad humana sin que se hayan dado suficientes medidas para paliar esta tendencia.
DECLARACIÓN DEL CONSEJO CONSULTIVO DE LA FACM - PDF

La situación política y social se deteriora y produce levantamientos populares, apoyados sobre todo por jóvenes, en respuesta a las condiciones de vida, de libertad y de justicia social, que conducen a replantearse los sistemas políticos. El Consejo Consultivo señala también el retorno de un autoritarismo cada vez más alejado de los valores democráticos y expresa su preocupación ante dichas degradaciones.

El Líbano se rebela contra un sistema injusto y contra una clase política corrupta. Argelia no consigue satisfacer las reivindicaciones populares que se están expresando desde hace varios meses. Túnez eligió democráticamente a un nuevo presidente con el voto de la juventud, la lucha contra la corrupción y la necesidad de empleo. Sin embargo, las incertidumbres relacionadas con la magnitud del desafío hacen temer decepciones inquietantes para el futuro del país. Francia, Italia y España experimentan también movimientos de impugnación de los sistemas políticos y económicos establecidos.

Las esperanzas surgidas de las revueltas de 2011 en Libia y Siria se convirtieron en guerras; en Egipto la dictadura ha vuelto. La situación actual en Turquía y Siria, y los últimos movimientos militares que se han producido en la zona, así como las enormes oleadas de refugiados preocupan al Consejo Consultivo. Este último, condena los conflictos armados que se desarrollan en la región mediterránea. Además, los conflictos periféricos en esta región tienen consecuencias negativas para la paz y la estabilidad de la zona. Son principalmente Irak y sus enfrentamientos internos, el antagonismo Irán-Arabia Saudí y, finalmente, el Sahel, fuente de todo tipo de tráfico y terrorismo.

Ante esta situación cada vez más degradada, el Consejo Consultivo manifiesta con fuerza su preocupación por los distintos enfoques en la zona del Mediterráneo que parecen estar estancados: el proceso de Barcelona, la Política Europea de Vecindad y la Unión por el Mediterráneo.

El Consejo Consultivo invita a los círculos ciudadanos a proseguir sus actividades con el fin de mejorar las condiciones de paz, justicia social y dignidad de los pueblos. Además, el Consejo se dirige a los responsables políticos con un mandato de representación para que den respuestas reales a todas estas preguntas.

El Consejo Consultivo está convencido de que la juventud mediterránea actúa para encontrar soluciones pacíficas y democráticas a los problemas que afectan a la región. Por ello se dirige a la FACM para que desarrolle sus ejes de reflexión y sus acciones para contribuir a la emergencia de una verdadera conciencia de ciudadanía mediterránea.

Barcelona, 9 de noviembre de 2019