Fundación ACM: EN MARCHA EL PLAN INTERGENERACIONAL DE ACCIÓN SOBRE EL MEDITERRÁNEO

0
200

EL VIII ENCUENTRO DE LA FACM: JOVENES DEL MEDITERRANEO

Facilitar la comunicación basada en la igualdad y la diversidad en formato intergeneracional y abarcar todas las áreas sociales, económicas, culturales, humanitarias y políticas que afectan a millones de jóvenes en los países mediterráneos. Ese es el punto de partida del plan de actuación trazado en el marco del VIII encuentro de la Fundación ACM ‘Jóvenes del Mediterráneo’ que ha tenido lugar en Barcelona los días 7 al 10 de noviembre.

Con la participación de los Círculo ACM de Tirana (Albania), Argel, Orán (Argelia), Sarajevo (Bosnia y Herzegovina), Bruselas (Bélgica), Nicosia (Chipre), Zagreb (Croacia), Alejandría, El Cairo (Egipto), Barcelona, Valencia (España), Niza, Marsella (Francia), Tesalia (Grecia), Nápoles, Roma (Italia), Beirut (Líbano), Casablanca, Larache, Nador, Rabat (Marruecos), Podgorica (Montenegro), Ramallah (Palestina), Alepo (Siria), Túnez (Túnez), Izmir, Estambul (Turquía, junto con participantes llegados de Paris o Lyon.

En el VIII Encuentro de la Fundación participaron 120 personas procedentes de 18 países y 26 ciudades de la cuenca mediterránea. La cita ha contado con el apoyo del Ajuntament de Barcelona, la Generalitat de Catalunya, el Institut Europeu de la Mediterrània (IEMed) y la Fondation Charles Leopold Mayer pour le Progres de l’Homme (FPH), además de instituciones mediterráneas como la Asamblea Parlamentaria del Mediterráneo, MedCités, la Asamblea Local y Regional Euromediterránea ARLEM o el Comité Económico y Social Europeo (CESE).

Las reflexiones, análisis y propuestas del Encuentro quedan reflejadas en el Manifiesto de los y las jóvenes participantes en el VIII Encuentro de la Fundación ACM y en la Declaración del Consejo Consultivo de la Fundación ACM, en donde se especifica claramente que ‘El Consejo Consultivo está convencido de que la juventud mediterránea actúa para encontrar soluciones pacíficas y democráticas a los problemas que afectan a la región. Por ello se dirige a la FACM para que desarrolle sus ejes de reflexión y sus acciones para contribuir a la emergencia de una verdadera conciencia de ciudadanía mediterránea’.

CUATRO AGORAS

En el Encuentro se han abordado 4 ejes temáticos, distribuidos en 4 ágoras de trabajo en las que se tenido en cuenta la perspectiva de la juventud del Mediterráneo. Estas áreas se han agrupado en torno a los siguientes temas: cultura e identidad; economía, movilidad y cambio climático; empoderamiento y ciudadanía, y nuevas tecnologías y democracia. Temáticas todas ellas de actualidad analizadas por jóvenes con un promedio de edad de 34 años junto a expertos y expertas, representantes de instituciones euromediterráneas y entidades del sector civil hicieron un diagnóstico de situación y expusieron un abanico de propuestas.

En declaraciones a la radio autonómica de la Comunidad Valenciana el presidente de Fundación ACM, Vicent Garcés aseguró que los y las jóvenes del Mediterráneo conocen perfectamente las realidades que viven sus respectivos países. ‘Y entienden los desafíos presentes a los que deben hacer frente. Desde la diversidad y teniendo en cuenta las diferentes circunstancias, la juventud ha expresado su preocupación por las dificultades de cara al futuro y han mostrado su deseo de protagonizar la transformación social. El objetivo común es crear una región mediterránea de paz, seguridad y desarrollo compartido’. Un propósito que coincide plenamente con la Declaración de Barcelona, firmada en el año 1995 y que este año celebra su 25 Aniversario. Precisamente, el Encuentro se ha celebrado en este marco de celebración con la intención de marcar la agenda mediterránea para los próximos años y reivindicar el papel de las ciudades y de la ciudadanía como actores internacionales de diálogo, cooperación, cohesión social y convivencia en la diversidad.

Las conclusiones de las diferentes ágoras son fruto de un plan de trabajo intenso y estructurado en torno a la reflexión, el análisis y el debate. Los representantes de las 4 ágoras, es decir los y las moderadores/as y relatores/as, han manifestado la necesidad de crear espacios como el encuentro de la FACM y especialmente los debates tipo ágora, para facilitar así la comunicación basada en la igualdad y la diversidad.

Las y los participantes del ÁGORA 1, dedicada a la cultura e identidad, han centrado su atención en la situación actual de la enseñanza y han señalado el peso de los roles patriarcales que se repiten en las dos orillas del Mediterráneo, la violencia hacia las mujeres, y es cada vez más patente el racismo. La propuesta lanzada es crear una plataforma digital en formato radiofónico o podcast para que los y las jóvenes de los distintos países puedan compartir contenidos, intereses, problemáticas desde una apuesta por la programación plural y libre. Proponen que la Fundación ACM y entidades similares generen herramientas de consulta sobre derechos y libertades en los países mediterráneos y las instituciones, entidades y programas de defensa de los DD.HH., o promoción de los mismos. Se apuesta claramente por usar las nuevas tecnologías para desarrollar herramientas enfocadas a la enseñanza que combatan los clichés y que se apoyen en un tipo de conocimiento transversal y coordinado en el Mediterráneo.

En el área dedicada a la economía, la movilidad y el cambio climático, englobada en el ÁGORA 2, el debate se centró en cuestiones multisectoriales como la ligazón de un modelo económico neoliberal, la crisis climática y las migraciones. Se reivindica el cambio hacia un sistema de economía sostenible, especialmente orientado a la juventud. La propuesta es ejecutar más acciones de sensibilización que a su vez hagan incidencia sobre las agendas políticas. En cuanto a la movilidad el debate hizo patente la necesidad de un cambio de modelo de acogida y refugio, especialmente en los países desarrollados de la franja Norte. Muchas voces de activistas destacadas como la Touria El Oumri han expresado el problema específico de las mujeres migrantes, los abusos que sufren y la necesidad de una ley internacional que las proteja tanto a ellas como a sus hijos e hijas.

El grupo de trabajo dedicado al empoderamiento y ciudadanía, ÁGORA 3, subrayó la dificultad de las y los jóvenes a la hora de actuar en los espacios de decisión política. Las enormes dificultades para tener un acceso equitativo a los bienes públicos, las guerras e inestabilidad que acrecientan enormemente la brecha de la desigualdad, la restricción de la libertad de expresión y a una alternativa real de futuro. La propuesta es la creación de una instancia dedicada a la juventud mediterránea con acciones coordinadas y permanentes para fomentar la participación y el activismo social de millones de jóvenes de la región, así como el refuerzo de espacios mediáticos independientes que hablen de la cuestión de la juventud, con el propósito final de devolver la problemática que atraviesa este sector de la población en las agendas políticas.

Las nuevas tecnologías y democracia abordadas en el ÁGORA 4 fue otro de los focos de análisis y debate. Se analizó el enorme potencial de las TIC para un sector de la población que son nativos digitales en toda la región a pesar del acceso desigual a estas herramientas. Se pusieron ejemplos de movimientos populares, como el actual levantamiento en Líbano o en Argelia y el rol de los y las jóvenes en la búsqueda de cambios hacia sociedades más democráticas e igualitarias, con las redes sociales como principal herramienta de coordinación y comunicación.

En este sentido oímos la voz de expertas como Virginie Lafèvre , que hablo de la difícil situación que vive el Líbano y el olvido que sufre por parte de la Comunidad Internacional y Djamila Jamittu , activista de los derechos humanos en Argelia que pidió la solidaridad y apoyo del resto de países para conseguir la auténtica democracia en su país. Desde esta ágora se ha propuesto crear una plataforma en línea, a modo de observatorio, que monitorice de forma permanente las cuestiones que preocupan a los y las jóvenes del Mediterráneo desde la base de las 4 temáticas esbozadas en el propio encuentro. Este espacio digital podría ser una continuación del propio encuentro para seguir profundizando en los proyectos presentados y en el desarrollo de nuevas iniciativas colaborativas.

MEMORIA DEL VIII ENCUENTRO

Todas estas propuestas y conclusiones se convertirán en la memoria del VIII Encuentro FACM y serán ampliamente difundidas en el ámbito institucional en todo el Mediterráneo. Se transformarán en un material de trabajo importante para el cambio social que lleve mejoras a los países mediterráneos y sus gentes. Una acción valorada muy positivamente por los círculos de ACM. En opinión de Ibrahim Spahic, presidente del centro internacional de Sarajevo, ‘de este encuentro esperamos la sólida cooperación entre los pueblos mediterráneos para construir sociedades democráticas, diversas, respetuosas, integradas y fuertes’ El centro internacional para la Paz de Sarajevo premiará el próximo mes de febrero a Vicent Garcés, presidente de la Fundación ACM, por su lucha por las libertades y por la promoción de la cultura mediterránea, así como por la defensa de los derechos humanos.