“We can not allow that non-governmental organizations resolve the duties of States”

  • 0
Entrevista Elena

“We can not allow that non-governmental organizations resolve the duties of States”

Category : Activities , News

Interview with ELENA HERREROS, journalist and director of the documentary Dreams Behind the Wall

Esma Kucukalic/FACM, 17.07.2017. Quedarse tras la cámara o intervenir. Es el eterno debate del periodismo en los contextos de guerra. Cuando vives una situación en la que una lancha repleta de refugiados se hunde ante tus ojos y en ella queda atrapado un niño de 12 años, mientras en el caos, el frio y la oscuridad, agarras un envoltorio de mantas que porta a un recién nacido al que no le han podido cortar si quiera el cordón umbilical, y pierde la lucha con la vida en tus manos, la decisión está clara. Esta es la historia de Elena Herreros, un periodista de dilatada trayectoria profesional en conflictos armados, desde Palestina hasta las costas griegas donde durante tres años ha cubierto la llamada crisis de refugiados. Sus trabajos periodísticos han servido de denuncia a la injusticia, al atropello de los derechos fundamentales en una Gaza sitiada, y en los campos de Idomeni, Yamruk o en la isla de Lesbos, pero la catástrofe humanitaria que presenció y contó al mundo la empujó a ir un paso más de la denuncia periodística, y a regresar a estos escenarios para ayudar como voluntaria. Ha estado visitando València para presentar Dreams Behind the Wall, un documental que se ha estrenado en el marco de Cinema Mediterrani a l’ Aragó que organiza la Fundación ACM, y que refleja a través de la mirada de los niños, el duro día a día de la población palestina empujada a la supervivencia en un territorio en el que viven a modo de cárcel.

Tras la proyección del documental has pedido al público unos minutos para la reflexión.

Creo que es fundamental reflexionar sobre lo fácil que es nuestra vida y lo complicado que es un día cualquiera para una familia palestina. Desde ir al colegio, acudir al médico, salir al parque y tener que pensar si ese día te van a gasear, si habrá demoliciones, detenciones o cortes de agua y electricidad. Es un salto de obstáculos permanente que repercute enormemente en la población y en especial en los niños. Niños que necesitan asistencia psicológica por las secuelas de la guerra que viven desde que nacieron. Gaza lleva diez años de bloqueo. Desde la última ofensiva militar de 2014, fecha en la que se rodó este documental, todo sigue derruido. No puede entrar material de reconstrucción, tampoco medicinas, el mar está contaminado. Antes del año 2006, el 60 por ciento de la población vivía de la pesca, pero diariamente se vierten 110 toneladas de residuos y aguas fecales al agua, y se hace imposible pescar. Además, los pescadores sólo pueden adentrarse 3 millas náuticas para trabajar y si sobrepasan ese cordón, corren el riesgo de ser bombardeados. Es una forma de matarlos en vida.

Sáhar, una niña que aparece en el documental nos decía que cuando nos marchásemos ya nunca volveríamos. Yo le dije que sí que nos volveríamos a ver y ella me contestó “sí, cuando haya otra guerra”.

Palestina parece haber desaparecido de la agenda mediática. ¿Cómo afecta esto a la población?

La primera crítica debemos hacérnosla nosotros como profesionales y los medios de comunicación en general. Vamos a cubrir el conflicto, pero en cuanto paran los bombardeos nos olvidamos y la postguerra es casi peor. Durante el rodaje de este trabajo, veía a diario a un anciano que se sentaba sobre las ruinas de una casa con su nieto. Un día le pregunté por qué estaba ahí y me contestó que aquella era su casa. Ese hombre lleva desde el año 2014 viviendo como refugiado en un colegio de las Naciones Unidas, como miles de palestinos. Recuerdo que Sáhar, una niña que aparece en el documental nos decía que cuando nos marchásemos ya nunca volveríamos. Yo le dije que sí que nos volveríamos a ver y ella me contestó “sí, cuando haya otra guerra”.  Si nos olvidamos de la postguerra estamos condenando a esta población, porque sin nuestra denuncia no hay presión hacia aquellos que realmente pueden detener estas injusticias, y lo mismo vemos en otros conflictos de larga duración como el de Siria o de Yemen.

En el año 2014, cuando rodabas este documental, ¿podías imaginar que el Mediterráneo que para los gazatíes, tal y como remarcas, es sólo un horizonte que no pueden alcanzar, iba a convertirse en una fosa para miles de refugiados?

En octubre del año 2015, marché a Lesbos a cubrir la situación de los refugiados. Era el inicio. Pude entrevistar en exclusiva a Estratos, un pescador que fue nominado al Nobel de la Paz por salvar vidas con su barco pesquero. Cuando le pregunté cuándo había avistado la primera lancha me dijo que en el año 1996. Llevamos veinte años viendo como miles de personas intentan ponerse a salvo cruzando el mar, pero si no lo contamos no existen. Tenemos que tener mucho cuidado a la hora de contar las informaciones. Hablamos de avalanchas de inmigrantes, oleadas de refugiados olvidándonos de por qué vienen estas personas. En las pateras que llegan a Tarifa hay miles de refugiados congoleños, eritreos y los llamamos inmigrantes. En las costas griegas hemos visto decenas de niños ahogados en las rocas, pero la foto de Aylan nos ha removido la consciencia, nos horroriza, pero pasa, y nos olvidamos, y dejamos de contar por qué vienen estas personas. Durante mi tiempo cubriendo la crisis de los refugiados, hice reportajes sobre mafias que trafican con las personas desesperadas, que trafican con órganos, con mujeres, con niños, recordemos que hay más de diez mil niños solos en Europa. ¿Qué tipo de Europa estamos creando?

Mis compañeros de la televisión y yo decidimos montar un grupo de voluntarios, hicimos un proyecto de micro mecenazgo y recaudamos diez mil euros con los que nos fuimos a ayudar a pie de playa recibiendo lanchas de refugiados.

Esa era mi siguiente pregunta.

Tras vivir la experiencia que comentamos al principio. Ver una lancha repleta llegar en la oscuridad a la costa, el pánico de la gente, aquel niño de doce años atrapado, y el bebé recién nacido que murió de camino al hospital mientras mi compañero cámara le acompañaba junto a su madre, me quedé muy marcada. Regresé a Madrid, pero aquellas imágenes no me abandonaban. Mis compañeros de la televisión y yo decidimos montar un grupo de voluntarios, hicimos un proyecto de micro mecenazgo y recaudamos diez mil euros con los que nos fuimos a ayudar a pie de playa recibiendo lanchas de refugiados. Nada más regresar, pude reunirme con el equipo de gobierno de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y me preguntó sobre lo que creía que era lo más necesario para las personas que llegasen a España. Le dije que crucial sería la ayuda psicológica. Las situaciones que habían vivido estas personas eran durísimas y necesitarían ayuda para superarlas. Lo curioso es que al regresar a España mucha gente me decía que qué bien que aquella crisis hubiera terminado. Habíamos dejado de contarla y aunque siguen llegando miles de personas desesperadas ya no interesa en la agenda mediática.

Al comienzo de la crisis se crearon miles de plataformas, perfiles en redes que han ido desapareciendo porque nuestros políticos no actúan, debemos seguir presionando.

Desde el ámbito de ciudadanía, ¿Qué crees que podemos hacer?

 Lo primero denunciar, concienciar y sensibilizar. No es necesario que todos nos vayamos como voluntarios a Grecia para ayudar, desde aquí se pueden hacer muchas cosas. Explicar e informar correctamente de lo que ocurre, de la situación de miles de personas, compartir con quien tenemos al lado la gravedad de la situación. El segundo paso es la presión social. Salir a las calles. Al comienzo de la crisis se crearon miles de plataformas, perfiles en redes que han ido desapareciendo porque nuestros políticos no actúan, debemos seguir presionando. Por último, creo que no debemos permitir que los responsables políticos lo dejen todo en nuestras manos. Todos nuestros gobiernos se han comprometido a través de la Convención del Refugiado a proteger a los mismos. No podemos permitir que las organizaciones no gubernamentales resuelvan los deberes de los estados.


Leave a Reply

LISTEN

Radio Tram_02

Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

@Fundacion_ACM

Latest Newsletter

Newsletter

Subscribe to our mailing list

* indicates required
Email Format

Upcoming events

  1. Congreso “Imaginar el Mediterráneo”

    22 September/ 8:00 am - 23 September/ 5:00 pm
  2. “Fòrum per la Solidaritat i la Pau a la Mediterrània”

    18 October/ 8:00 am - 19 October/ 5:00 pm

INTRANET