Ricard Pérez Casado: “Le Bureau du Haut Représentant pour la Bosnie-Herzégovine doit être plus proactif et ne pas attendre d’événements ou d’incidents”

0
688
VISITA A MOSTAR

Ricard Pérez Casado*, quién fuera administrador de la Unión Europea para Mostar -cargo que tomó en abril de 1996- ha visitado recientemente la ciudad junto con los miembros de la Fundación Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo (FACM) y su presidente, Vicent Garcés, invitados por el Centro para la Paz y la Convivencia Multiétnica.

En esta visita, Casado y Garcés, junto a la delegación de la Fundación ACM, del Centro para la Paz y la Convivencia Multiétnica y de la asociación Círculo de Mostar realizaron un paseo simbólico por la ciudad que concluyó en el Puente Viejo. Desde lo alto del puente la Delegación lanzó unas rosas en respeto y memoria de todas las víctimas del último conflicto en Bosnia y Herzegovina.

El embajador Casado ha hablado para nuestro portal sobre su experiencia en el cargo y los resultados de su Misión en Mostar. Ha recordado los tiempos en los que, inmediatamente después de la guerra, en el año 1996 se celebraron las primeras elecciones en Mostar, mostrando su inquietud porque la ciudad lleve una década sin poder elegir a sus poderes locales.

Autor: Alija Behram. Vijesti.ba (leer en versión original)

Señor Casado, desde l distancia temporal ¿cómo ve su mandato de administrador de la UE para Mostar? Su cargo arrancó en abril de 1996, en un periodo muy temprano de posguerra, caracterizado por una paz muy volátil, repleto de tensiones políticas, de desconfianzas e inseguridad.

Las elecciones del 30 de junio de 1996, libres y transparentes, en paz y sin incidentes, que era el núcleo central del encargo del Consejo de Ministros de la UE y cuyos resultados no fueron objetados por ninguna parte. Este fue el primer ejemplo de ejercicio democrático del derecho al voto tras los sucesivos conflictos en BiH.

Sentar las bases para la recuperación de la actividad económica, con su consecuencia de recuperación de la normalidad en el empleo y su incidencia en la normalidad para los trabajadores y las familias.

El restablecimiento del transporte público urbano, y la conexión con las infraestructuras de transporte, autobuses, ferrocarriles. O la recuperación de los saltos sobre el Neretva (julio de 1996) como ejemplo de normalidad, así como la celebración de actos culturales en colaboración con ONG y organizaciones sociales locales.

VISITA A MOSTAR

¿Está satisfecho con los resultados de su Misión? ¿Cuáles son sus mejores recuerdos?

En general la Misión fue exitosa. La satisfacción personal de las relaciones con todas las comunidades de la ciudad y sus representantes que constituyen el mejor de mis recuerdos.

¿Sigue la situación actual de Mostar? ¿Cómo califica el hecho de que hayan transcurrido 10 años sin que los ciudadanos de Mostar hayan podido celebrar elecciones y elegir a sus representantes municipales?

Mi compromiso fue y es firme. Por supuesto sigo la actualidad de Mostar, y de BiH, en la medida que tengo acceso a la información mediática y a la permanencia de relaciones con actores locales. El Centro para la Paz es uno de ellos, y lo he demostrado en diversas visitas, incluso con la entrañable de 2016 en que fui parte del homenaje a personas e instituciones que contribuimos, en mi caso modestamente, a establecer las bases del reencuentro tras la crueldad del conflicto.

No tener elecciones locales desde 2008 es un grave error. La ciudadanía no lo merece, ni existe justificación racional alguna. Elegir a sus representantes es un derecho y un deber para formar parte de las instituciones democráticas comunes a toda Europa. Es más, no tengo la menor duda que es una exigencia de los ciudadanos y ciudadanas de Mostar.

Ha tenido oportunidad de visitar a vuestros amigos y conocidos de Mostar, pero también habéis podido conversar con los ciudadanos. ¿Qué impresiones se lleva?

Me preocupa, como ciudadano que me considero de Mostar, con permiso de sus ciudadanos, que la situación de interinidad prolongada olvide que la ciudad es un todo, no separable, para que la vida de todos sus habitantes se desarrolle con participación en los asuntos públicos, desde el presupuesto a los servicios y su funcionamiento.

Por supuesto que estas reflexiones se pueden extender a BiH, sin que por ello y por mi parte, constituya injerencia alguna, a la que no tengo derecho.

Cada vez son más las opiniones que indican que la OHR (Oficina del Alto Representante), encabezada por el representante Valenin Inzko no está usando los poderes que le fueron otorgados por el proceso de paz y el marco del Acuerdo de Paz de Dayton, mientras la ciudadanía de Bosnia y Herzegovina es testigo diario de la fractura de ese proceso de paz. ¿A qué se debe?

No conozco bien la gestión de la OHR en los últimos años, ni a la persona del Sr. Inzko y sus trabajos. Su misión sin duda alguna es compleja. Sin embargo, la OHR, como la Comunidad Internacional, debe ser proactiva, implicarse en la búsqueda de soluciones y no permanecer en los despachos a la espera de acontecimientos o de incidentes. Debe tener una participación activa con los actores locales, en especial de los representantes de la sociedad civil.

Con mayor razón si, como se formula en el cuestionario, hay circunstancias que conducen al atropello de derechos civiles fundamentales, amenazas a la paz y seguridad, incitaciones a la secesión o rearmes que no se ajustan a la Constitución de BiH y los acuerdos internacionales.

Si tuvierais ocasión, qué le sugeriría al Alto Representante, Inzko?

Su implicación en la sociedad civil en el sentido que he expresado en mi respuesta anterior. De una manera proactiva, escuchando a todos los actores, y en especial a las representaciones ciudadanas.

¿Cuál es vuestro mensaje para los líderes políticos de la ciudad de Mostar? ¿Cuál sería el mensaje para la gente de esta ciudad que vive desde hace años convencida de que las resoluciones positivas vendrán de fuer?

La política y los políticos están al servicio de la ciudadanía, de la ciudad como un todo. La pluralidad de opiniones, las discrepancias, forman parte de la democracia, y su expresión a través de las urnas y de las instituciones que emanan de las mismas, constituyen la base de la convivencia, de la tolerancia en las diferencias.

La devolución a la ciudadanía de su protagonismo en el debate y en la formulación de alternativas a los conflictos de la misma convivencia es un elemento clave.

 En nuestra reciente visita a Mostar (10 de mayo de 2019) el Presidente de la Fundación Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo ( www.fundacionacm.org) , en la que ocupo puesto en su Consejo Consultivo, tuvo oportunidad de exponer el papel de la sociedad civil de los pueblos del Mediterráneo, de los que forma parte BiH. Exposición que se tradujo en Sarajevo con la constitución de un Círculo de la FACM.

La implicación de los actores políticos, partidos e instituciones, con las organizaciones de la sociedad civil, con debates abiertos y transparentes, a la luz pública, y formulando alternativas y propuestas, son elementos que contribuyen a la participación de la ciudadanía y a mejorar la actuación cotidiana de los representantes públicos, políticos.

La generosidad y la amplitud de criterio, la capacidad de escuchar a la ciudadanía, son normas de complicidad que se traducen en convivencia y en eficiencia de la gestión de los asuntos públicos.

VISITA A MOSTAR

El día de la inauguración del reconstruido Puente Viejo de Mostar (23.07.2016), el Centro para la Paz de Mostar le otorgó su máximo galardón “Mostar Peace Connection” por su labor incontestable en la construcción de la paz y por la reconciliación de un Mostar recién salido de la guerra.

Es un reconocimiento muy especial que acepté con respeto y responsabilidad. Lo entiendo ante todo como un reconocimiento de los ciudadanos y ciudadanas de Mostar de todas las comunidades, de Europa por el cese de hostilidades.

Ricard Pérez Casado ha sido Administrador de la UE para Mostar tras el conflicto de Bosnia y Herzegovina, alcalde socialista de València. Es miembro del Consejo consultivo de la Fundación ACM.